¡Buenas tardes chicas!

Llevo tiempo queriendo escribir una entrada como esta, en la que os presente un punto de vista sobre el maquillaje diferente al que normalmente percibís o tenéis de él.

Quisiera mostraros cómo el maquillaje puede influirnos a nivel individual, así como a la visión que terceras personas puedan generar sobre nosotros.

Hoy en concreto nos centraremos en la primera parte, es decir, en la visión más personal e individual del maquillaje. Vamos a hablar de cómo el maquillaje nos influye a nivel psicológico. De cómo puede ayudar a una persona a sentirse mejor, más guapa y más segura de sí misma, llegando incluso a tener propiedades terapéuticas.

El grupo Shiseido demostró en 2011 los beneficios terapéuticos del maquillaje en ancianos. Según la compañía japonesa, impartir clases con pinturas reduce los niveles de demencia, fomenta una actitud optimista y anima. Unas conclusiones que se alcanzaron tras poner en marcha un programa de tres meses en una residencia de mayores. Un ritual de tratamiento facial dos veces al día y dos clases mensuales de maquillaje durante tres meses consiguieron que los mayores se vistieran, se asearan y comieran mejor. Incluso, aseguran, aumentó la fuerza en sus manos. (Fuente: Shiseido Group)

Sirva esto como ejemplo y extensible a todas las edades. El maquillaje te ayuda a resaltar tus rasgos, a verte más favorecida. No se trata de esconderte detrás de él, sino de utilizarlo de tal forma que saquemos lo mejor de nuestra apariencia y nos recuerde que tenemos que valorarnos, nos trasmite fuerza y seguridad también, ayudando así a aumentar nuestra autoestima.

Hace unos meses, cuando escribí una entrada en la que os comentaba mi experiencia en un taller de oncocosmética que impartí con mujeres que habían padecido o padecían cáncer (os dejo enlace AQUÍ), ya os comentaba lo especial que fue para mí esta vivencia, y lo que me ayudó a darme aun más cuenta de la importancia del maquillaje en el proceso de recuperación y normalización de la situación. Desterrando así cualquier mito de superficialidad o mera apariencia, términos tradicional y frecuentemente relacionados con este mundo.

Igualmente, el maquillaje puede ayudar a personas en situaciones de depresión o baja autoestima. Es bueno maquillaros chicas, es bueno haceros fotos si os apetece y luego admirar lo guapas que estáis. Es bueno mirarse todos los días al espejo y apreciarnos tal como somos, con y sin maquillaje. ¡QUERÉROS! Cuidémonos por dentro y por fuera.

¡No es pecado querer vernos guapas!

Y con esto termino esta primera entrega de esta entrada chicas. Quería reivindicar un poco el buen papel del maquillaje y los beneficios que nos puede aportar. Respetando por supuesto a todas aquellas que optan por no maquillarse.

En breve volveré con la segunda parte, en la que veremos cómo el maquillaje puede influir en la visión que terceras personas tengan de nosotros.

¡Gracias por estar ahí! 😉

PSICOLOGÍA EN EL MAQUILLAJE – I
Etiquetado en:                    

Un pensamiento en “PSICOLOGÍA EN EL MAQUILLAJE – I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡CONTENIDO PROTEGIDO!