Buenas tardes de viernes mozuelas mías!
Hoy vengo a contaros cómo me cuido yo el rostro. Soy consciente de que hay pasos que me salto y que no siempre soy constante con algunos de ellos, pero la realidad a día de hoy de mi rutina es esta que hoy os traigo y me apetecía trasmitírosla tal cual, con sus defectos y todo ;p

RUTINA FACIAL: LA TEORÍA
Empecemos, como decía el gran Manolito Gafotas, por el principio de los tiempos…
La rutina facial es el conjunto de pasos que seguimos a la hora de limpiar e hidratar nuestro rostro. Esto es igual de importante (si no más) que un buen maquillaje. Si no tenemos una piel cuidada e hidratada, difícilmente conseguiremos un buen resultado a la hora de maquillarnos chicas.
No se pueden hacer maravillas en una piel que no está cuidada, o en un párpado que ha perdido su tersura porque os habéis olvidado de que existía.
Es por eso que los pasos que la teoría nos indica para una correcta rutina facial son los siguientes:

  1. DESMAQUILLAR
  2. LIMPIAR
  3. EXFOLIAR
  4. MASCARILLA
  5. TONIFICAR
  6. SÉRUM
  7. HIDRATAR

Paso a explicaros brevemente cada uno de ellos…

  • DESMAQUILLAR Y LIMPIAR:

Y vosotras diréis… ¿PERO NO ES LO MISMO DESMAQUILLAR QUE LIMPIAR?
¡Noooo! Desmaquillar consiste en retirar todos los productos de maquillaje de nuestra piel; y la limpieza consiste en dejar nuestra piel sin rastro de nada, ni grasita, ni restos que el desmaquillante no haya podido retirar… No siempre será necesario desmaquillar, porque no siempre vamos maquilladas, pero sí limpiar. Ejemplo de ello es cuando nos levantamos. Que no vamos maquilladas pero aun así es necesario limpiar la piel para retirar el exceso de grasa que pueda generar por la noche.

  • EXFOLIAR:

La exfoliación nos permite limpiar en profundidad nuestra piel, liberándola de impurezas, células muertas y evitando así que se formen puntos negros y demás imperfecciones. Dependiendo del exfoliante que usemos la exfoliación podrá ser diaria (si es más suave y menos agresivo) o semanal (la más habitual).

  • MASCARILLA

Las mascarillas son tratamientos específicos para nuestra piel. Deben de aplicarse con la piel limpia y exfoliada para que penetren mejor. La asiduidad de la misma dependerá de las necesidades de vuestra piel y del tipo de mascarilla que sea y, aunque realmente no sea parte de la rutina tal cual, sí que quería mencionarla para dejar claro en qué momento ha de aplicarse.

  • TONIFICAR

Sirve para volver a equilibrar el PH de la piel después de haberla limpiado, humecta la piel y, en el caso de que tenga alguna propiedad específica, también la aliviará (pieles sensibles, acnéicas…). También vuelve a cerrar los poros tras todo lo anterior.

  • SERUM

Es un concentrado con principios activos más potentes que los de una crema hidratante. Su textura suele ser más ligera para que la absorción sea muy rápida y la penetración de los ingredientes llega a las capas más profundas de la piel. Se recomienda comenzar a usarlo a los 30 años, salvo que sea necesario comenzar antes (pieles muy secas).

  • HIDRATANTE

La hidratante es, junto con la limpieza, el paso más importante. Es la responsable de mantener nutrida nuestra piel y de cubrir sus necesidades. Es fundamental utilizar una hidratante adaptada a nuestro tipo de piel: piel grasa, piel normal, piel sensible, piel mixta y piel seca. Personalmente no soy muy creyente de las “para todo tipo de pieles”. Se me hace imposible que una sola crema vaya bien para tan distintas necesidades, la verdad.  Se recomienda empezar a usarla a los 20 e ir adaptándola en función de lo que os vaya haciendo falta conforme avanzamos en edad. A los 20 utilizaremos una hidratante normalita y ya a los 30 nos preocuparemos de prevenir los primeros signos de edad, a los 40 de las arruguitas, a los 50 de la firmeza… Todas las marcas tienen líneas adaptadas a distintas edades y os recomiendo consultar con la asesora de la firma para que os aconseje lo mejor posible 🙂

 

MI RUTINA

Mi rutina a día de hoy es la que ahora os explico y los productos son los de la imagen 😉

IMG_20160512_182404_wm

  1. Yo suelo ducharme por la noche, así que me desmaquillo en la misma ducha usando el gel facial de turno (ahora mismo ando con el de Deliplús y la mar de contenta (EDITO!: a la larga me secó bastante la piel ya que mi piel no es especialmente grasa, por lo que mi piel empezó a tener exceso de sebo y tuve que cambiar, actualmente uso el de Nutriganics de The Body Shop y genial!!! <3) , pero ya he pasado por el Cleanance (Avéne), Manuka Tree (Ziaja), Tea Tree (The Body Shop) y otro de Biotherm. Este paso lo hago SÍ O SÍ cada día. Esté lo cansada que esté y llegue en las condiciones que llegue! XD A veces pongo el gel en el cepillo facial de la imagen y lo aplico con éste.
  2. Cuando me acuerdo de hacer el paso de la limpieza (entre semana me lo salto más, lo reconozco, pero el finde cuando me maquillo más no me lo salto), lo que uso es una solución limpiadora Micelar de Eucerin. Es la única que había usado hasta el momento y también estoy contenta con ella. Saca restos aunque parezcca que ya no había nada!
  3. Las veces que me exfolio a la semana coinciden con las que me lavo el pelo, es decir, 2 ó 3, porque me resulta más fácil de retirar bajo la ducha que no en el lavabo, así que aprovecho. Actualmente uso el de Ziaja para pieles sensibles pero la verdad es que, aunque estoy contenta con él, ya me apetece probar otros. En su día probé con el de pieles grasas de Deliplús y también genial 🙂
  4. Aquí es cuando, si os queréis poner una mascarilla, deberíais de hacerlo. ¿Por qué? Pues porque la piel estará limpia limpísima y además si os la habéis limpiado usando agua caliente en la ducha, los poros estarán dilatados, con lo que la mascarilla penetrará mucho mejor en la piel y será más eficaz. Yo mascarillas uso poco, la verdad, pero algunas sueltas de Montagne Jeunesse y similares sí que me aplico y tengo que reconocer que soy muy escéptica para estas cosas. Al no notar un efecto claro, yo difícilmente os puedo decir que esa mascarilla de vitamina C que me puse me hiciera efecto. O que me salgan menos puntos negros. Es similar a lo que me pasa con los productos para el cabello. Me los pongo porque imagino que algo deben de hacer, pero mi mente lo que en realidad piensa es… “si tú lo dices…”. Aunque sí reconozco que la piel queda suavita suavita! Las que más me gustan son las mascarillas frescas de Lush, lo malo es que no suelo ir a menudo ya que no hay en mi ciudad y que su caducidad es de un mes al ser tan frescas… pero merecen la pena! <3
  5. Con la piel Tónico la verdad es que igualmente me acuerdo a ratos de él… Los que tengo actualmente son el de Rituals y el de Arbol de Té de Lush. Muy contenta con ambos, aunque el de Rituals me deja algo pegajosilla la cara al principio :s Pero su olor lo compensa! <3
  6. Serum Acabo de comenzar a usar el serum de la línea Nutriganics de The Body Shop porque hasta ahora no había usado de forma constante uno, sólo muestras, y he de decir que me gusta bastante, no queda pegajoso y se absorbe muy rapidito! Pillé una ofertaza por cambio de packaging y cogí el de 50 ml, así que tengo serum para rato!
  7. Hidratación. Este paso sí que sí! Junto con el de desmaquillar es mi otro imprescindible. Si no lo hago ya la piel se me queda tirante (de pequeña cuando mi madre me lo decía yo alucinaba…. no entendía cómo podía ser eso! Ay qué mala la vejez chicas! :s). Actualmente uso la MultiActive de Clarins que nos regalaron en la presentación de sus nuevos Booster pero no creo que repita. Aunque su olor me encanta, se me queda corta de hidratación y lo noto. La que sí que he usado muchas veces y seguro que repetiré otra vez es la SkinBest de Biotherm, específica para los primeros signos de edad (queridos 30…). Antes de esta la que me gustaba mucho y usé durante los “veinti” fue la de vitamina E de The Body Shop, pero las necesidades de la piel van cambiando chicas y ahora hay que preocuparse de cosas más serias :p  Eso mismo me pasó con el contorno de ojos. Ah… que lo habíais olvidado? MAL!!!! No sabéis la de veces que me encuentro con un párpado que ya no tiene tersura o pochito como yo digo. Es IMPORTANTÍSIMO cuidar del contorno del contorno chicas. Y esto ha de hacerse con una hidratación específica para esa zona ya que esa piel es mucho más fina, por lo que tendremos que comprar un contorno. Yo actualmente uso el de Hyalluron Filler de Eucerin y he repetido. Muy contenta con su precio y su eficacia. Anteriormente usé el de Deliplús (ps…) y el de Nutriganics de The Body Shop.

Y eso era toooodo lo que os quería contar sobre la rutina facial y, más en concreto, sobre la mía. Espero haberos aclarado los pasos a seguir y animado a empezar a cuidar bien vuestra piel, si es que no lo hacéis ya claro.

Recordad que una piel en buen estado es la base de todo buen maquillaje, pero ante todo, también es salud.

Y ahora dejadme vuestros comentarios! Seguid todos los pasos o sois perezosas a veces? 😉

Un besote y gracias por estar ahí!

MI RUTINA FACIAL
Etiquetado en:                                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡CONTENIDO PROTEGIDO!